Bullying - Situaciones del maltrato

Visita esta pagina :

http://www.anarperu.org/

O llama al 0 800 2 2210 si vives en el Perú, linea gratuita y confidencial a nivel nacional.

Montero Rosas 166, Barranco - Telefax: (511) 251-6845 Email: fundacionanar@anarperu.org


Se trata de la Fundacion Anar (AYUDA A NIÑOS Y ADOLESCENTES EN RIESGO)
Busca la Fundación Anar en tu pais.
En España: http://www.anar.org/

jueves, 29 de enero de 2009

Los mitos que rodean al pie plano

Además de estimular a que los hijos se muevan, salten, corran o practiquen deportes, se aconseja que los menores realicen estas actividades descalzos. Por ejemplo, no se puede jugar futbol sin zapatos, pero sí practicar artes marciales.

Al nacer, en la planta del pie existe una gran cantidad de grasa lo que hace que esta superficie aparezca como plana. Esta situación evoluciona a medida que el niño crece, comienza a caminar y a fortalecer sus músculos. Por lo mismo un diagnóstico de pie plano debiera hacerse después de que el niño tenga tres años de marcha.

"Antes, tener pie plano era sinónimo de usar plantillas. Sin embargo numerosos estudios científicos han demostrado que las plantillas no forman el arco del pie. En algunos casos sirven para disminuir molestias o mejorar el apoyo. Pero para contribuir a la formación del arco, y con ello a la disminución del pie plano, lo mejor es evitar el sedentarismo y controlar el sobrepeso infantil".

La mayoría de los niños nace con pie plano, las plantillas sólo son recomendables para casos contados, pero el ejercicio físico es fundamental.Cuestión de mitos. Aunque provoca preocupación en los padres, el pie plano es uno de los diagnósticos más comunes en traumatología infantil. La mayoría de los niños nace con pie plano, condición que va desapareciendo a medida que crecen y forman el arco del pie. Por lo mismo su diagnóstico no debiera hacerse antes de los 4 años. Por su parte, las plantillas que suelen ser el tratamiento más asociado a este problema, son la medida recomendada en la minoría de los casos. En cambio, el pie plano se trata con un fomento de la actividad física y un control del sobrepeso infantil.

El pie plano es una alteración en la forma de apoyo del pie. "El pie normalmente se apoya en su parte anterior, lateral y el talón dejando un arco en la parte media interna. Pero en el pie plano se apoya toda la planta del pie", explica el doctor Hernán Guzmán, traumatólogo infantil y ortopedista de la clínica Las Condes.

La falta de arco en el pie puede provocar cansancio y dolor en la planta, los tobillos o las pantorillas de los menores. Por lo mismo es conveniente que los padres estén atentos a los pies de sus hijos y que éstos sean revisados por el pediatra durante el control sano en el consultorio.
Sin embargo, un diagnóstico de pie plano no debiera hacerse antes de los 5 años, estima el doctor Guzmán, porque casi todos los niños nacen con pie plano. Al nacer, en la planta del pie existe una gran cantidad de grasa lo que hace que esta superficie aparezca como plana. Además, los ligamentos que unen las articulaciones de los huesos son muy elásticos, por lo que no permiten un buen soporte del pie y el arco cae. Ambas situaciones evolucionan a medida que el niño crece, comienza a caminar y a fortalecer sus músculos. Por lo mismo un diagnóstico de pie plano debiera hacerse después de que el niño tenga tres años de marcha.

"Antes de los 4 años el 80% de los menores presentan pie plano. A los 18 años, del 15 al 20% mantiene esta condición", grafica el facultativo.
Aunque la mayoría de los niños nace con pie plano en forma natural, en algunos, esta condición es provocada por una enfermedad. En estos casos el menor es tratado por su pie plano en conjunto con la dolencia que lo genera, lo que suele ocurrir mucho antes de los 5 años.

Además, el pie plano puede clasificarse en rígido o flexible.
El primer tipo corresponde a menos del 3% de los casos y su diagnóstico también debe ser precoz, antes de los 2 años para poder tratarlo. "Es un pie que se nota distinto a simple vista y no porque sea plano sino que por su rigidez evidente y su forma anómala", indica el doctor Guzmán.
El pie plano rígido puede deberse a un problema neurológico o a otra enfermedad que comprometa la movilidad articular. Después de ser examinado por el pediatra en el consultorio, el menor es derivado a un especialista al servicio de Traumatología y Ortopedia del hospital que corresponda a su lugar de vivienda. El tratamiento varía dependiendo de la enfermedad que causa el pie plano.
Sin embargo, en el 97% de los niños el pie plano es flexible. En la menor parte de los casos, este tipo de pie plano presenta síntomas como dolores o cansancio. En algunos de estos pacientes el tratamiento con plantillas disminuye las molestias.

"Antes, tener pie plano era sinónimo de usar plantillas. Sin embargo numerosos estudios científicos han demostrado que las plantillas no forman el arco del pie. En algunos casos sirven para disminuir molestias o mejorar el apoyo. Pero para contribuir a la formación del arco, y con ello a la disminución del pie plano, lo mejor es evitar el sedentarismo y controlar el sobrepeso infantil".

Hay que evitar los kilos extra porque éstos aumentan la carga que el pie debe soportar haciendo que el arco caiga aún más.Respecto al sedentarismo, los niños que no fortalecen su musculatura con actividad física, tampoco fortalecen sus huesos ni sus ligamentos contribuyendo a que el pie plano se mantenga.

Además de estimular a que los hijos se muevan, salten, corran o practiquen deportes, el doctor Guzmán aconseja que los menores debieran realizar, en la medida que sea posible, estas actividades descalzos. Por ejemplo, no se puede jugar futbol sin zapatos, pero sí practicar artes marciales. Cuando se usen zapatos, éstos deben ser livianos y flexibles para permitir el trabajo múscular del pie."Si el niño anda en bicicleta, puede hacerlo descalzo si el clima lo permite o con un zapato de suela flexible para que sea la planta del pie la que empuje el pedal. Si encerramos el pie en un bototo, es el tobillo o la pierna los que hacen la fuerza y las estructuras del pie no se desarrollan", aclara.
El facultativo también recomienda que los menores anden descalzos por terreno irregular. "Andar descalzo en el piso de la casa no ayuda tanto como si se hace sobre pasto, arena o piedras. Claro que requiere de un período de acostumbramiento porque al niño que nunca ha andado a pie pelado al principio le va a costar".

El especialista señala que aunque existen ejercicios especiales para combatir el pie plano es más efectivo estimular el desarrollo del arco del pie a través de actividades lúdicas y cotidianas para el niño, dado el escaso tiempo que existe en la mayoría de las familias para seguir una rutina diaria.

El calzado más recomendable en estos casos no son los zapatos pesados, sino que los flexibles confeccionados en un material que permita una buena ventilación, como por ejemplo las zapatillas de cuero. "También es aconsejable que el talón sea reforzado, especialmente en los niños menores o en los que deforman mucho el zapato porque en algunos casos de pie plano el talón tiende a irse hacia afuera deformando el calzado. Ojo que esto no significa que el zapato sea de caña alta".

En cuanto al uso de zapatos, el doctor Guzmán cuenta de un estudio que se hizo sobre el estado de los pies de la población de Hong Kong. "Se compararon dos grupos. Las personas que crecieron en la ciudad usando zapatos y las que lo hicieron en las casas-bote del puerto y que andaban descalzos. En la adultez el segundo grupo tenía mucho mejores pies que el primero y en ellos problemas como el pie plano casi no existían".

http://www.educarchile.cl/ntg/familia/1559/article-99629.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada